Debido a los abusos de EE.UU contra Venezuela las representaciones diplomáticas en Berna y Ginebra se han quedado sin recursos para efectuar sus operaciones

Banco suizo

Los bancos suizos rechazan operaciones financieras con Venezuela en seguimiento de las directivas estadounidenses

Las representaciones diplomáticas venezolanas en Berna y Ginebra se han quedado sin recursos para efectuar sus operaciones e incluso para cubrir la nómina de sus empleados como consecuencia de la sumisión de los bancos suizos a las disposiciones estadounidenses en contra del país sudamericano.

“Estamos en una situación de indefensión financiera en nuestras tareas diplomáticas”, enfatiza el embajador venezolano ante Berna, César Méndez. Explica que sus cuentas bancarias en Credit Suisse les fueron cerradas de manera abrupta, y no pueden recibir fondos desde Caracas. 

Consultada por swissinfo.ch, la institución bancaria declinó pronunciarse. “Credit Suisse no comenta ninguna relación de negocios potencial”, se limitó a señalar uno de sus voceros.

César Méndez ha recurrido a otros bancos, incluido el estatal PostFinance, pero ninguno ha querido abrirles una cuenta. 

 
César Méndez ha recurrido a otros bancos, incluido el estatal PostFinance, pero ninguno ha querido abrirles una cuenta. 
“Nos hemos reunido con autoridades suizas, algunas han reaccionado con sorpresa y hasta se han mostrado apenadas, pero nos han señalado que no pueden interferir porque se trata de la relación privada entre un banco y sus clientes”, añadió el diplomático en entrevista con swissinfo.ch.
 
¿Y LA CONVENCIÓN DE VIENA?

Derecho Internacional

Empero, como lo estipula el artículo 25 de la Convención de Viena sobre Relaciones DiplomáticasEnlace externo, “el Estado que acredita concederá a los representantes diplomáticos acreditados todas las facilidades para el desempeño de las funciones de la misión”.

Esa disposición fue evocada por el diputado Fabian Molina ante el ministro de Exteriores, Ignazio Cassis, el pasado 16 de septiembre en la Cámara Baja.

El legislador socialista señaló también que, debido a leyes extranjeras, las representaciones a menudo no pueden realizar transacciones financieras a través de bancos suizos, lo que les impide hacer su trabajo.

“¿Qué está haciendo el Consejo Federal (Gobierno) para resolver ese problema? ¿Son suficientes los fundamentos jurídicos actuales?”, inquirió MolinaEnlace externo al responsable de la diplomacia helvética.

En su respuesta, CassisEnlace externo subrayó que la mencionada convención está dirigida a los Estados Partes y no regula las relaciones entre particulares.

Derecho Privado

“La relación comercial entre un banco suizo y sus clientes se rige por el derecho privado, incluso si un representante extranjero es una parte contratante. En Suiza se aplica la libertad de contratación, regulada por el Código de Obligaciones suizo”, agregó.

No obstante, Cassis aseguró que “en caso necesario, el Ministerio de Exteriores (DFAE) apoya a la representación en casos específicos en la búsqueda de soluciones para que pueda llevar a cabo sus actividades oficiales de conformidad con la Convención de Viena”.

De hecho, como lo señala el embajador venezolano a swissinfo.ch, los gobiernos de ambos países mantienen conversaciones para tratar de hallar una solución.

Mientras tanto, la Embajada de Venezuela y los servicios consulares en Berna, así como la representación ante los organismos internacionales en Ginebra, no pueden recibir fondos para pagar a sus empleados y solventar sus gastos.

Medidas extraterritoriales

El cierre de las cuentas bancarias de las representaciones diplomáticas venezolanas en Suiza se inscribe en el marco de las sanciones impuestas por Estados Unidos con carácter extraterritorial y que afectan también a Cuba y a otros países.

“Los bancos suizos tienen miedo a las multas que pueda aplicarles Estados Unidos. De hecho, son más estrictos en la aplicación de las sanciones que los bancos de otros países europeos”, subraya César Méndez.  

Sanciones contra el pueblo venezolano

Desde 2017, Estados Unidos ha impuesto sanciones cada vez más severas contra Venezuela con la finalidad de derrocar al presidente Nicolas Maduro.

El pasado 28 de abril, por ejemplo, entró en vigor un embargo para la adquisición de petróleo venezolano y la utilización del sistema bancario estadounidense para adquirir el oro negro venezolano.

En un estudio publicado en abril y citado por la televisión suiza de expresión francesa RTSEnlace externo, los economistas estadounidenses, Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs, previnieron que el embargo afectaba sobre todo a los ciudadanos venezolanos:

“Las sanciones estadounidenses son concebidas deliberadamente para destruir la economía de Venezuela”, indica Jeffrey en el estudioEnlace externo. “Es una política cruel, vana y condenada al fracaso que perjudica gravemente al pueblo venezolano.

Sin embargo, el pasado 5 de agosto, Donald Trump firmó una orden ejecutiva según la cual “todos los bienes e intereses en bienes del Gobierno de Venezuela que se encuentran en EE UU están bloqueados y no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse ni negociarse de otra manera”. Fue la primera vez en más de 30 años que EE UU congelaba los activos a un país occidental.

Con Info de. swissinfo.ch,

 
 

Autor entrada: